“Cuando todo parezca ir en tu contra, recuerda que el avión despega contra el viento”

 

- Henry Ford

Chronoliner Blacksteel de Breitling

El Chronoliner de Breitling está listo para despegar en una nueva versión que combina un bisel de cerámica high tech y una caja de acero negro, con esfera y brazalete de caucho a juego. Una combinación técnica y elegante para el auténtico reloj del comandante de a bordo.

 

Después del modelo de acero y la serie limitada de oro rojo, Breitling propone ahora este cronógrafo de triple huso horario, inspirado en un reloj de los años 1950-1960, con un nuevo look totalmente negro que subraya su estilo original e intemporal. La caja de acero va dotada de un revestimiento de alta resistencia a base de carbono. Sus superficies satinadas ofrecen un sutil contraste con el brillante bisel de cerámica ultra dura e irrayable. El color negro está igualmente presente en la esfera, adornada con contadores tono sobre tono, así como en el brazalete inédito de caucho que retoma el relieve de los brazaletes de acero trenzado. Las indicaciones en blanco y plata destacan claramente sobre el fondo negro, siguiendo la gran tradición de los relojes para aviadores –una legibilidad óptima que se ve reforzada por las agujas y los índices sobredimensionados recubiertos de un revestimiento luminiscente. La caja, estanca hasta 100 m, lleva grabados en el fondo los aviones estilizados que durante largo tiempo fueron el emblema de Breitling.

 

Para poder volar alrededor del mundo, el Chronoliner combina las dos funciones más útiles para los pilotos y amantes de los viajes: un cronógrafo para medir los tiempos de vuelo y un triple huso horario para poder ajustarse con precisión a las horas del planeta. El segundo huso horario en formato 24 horas (útil para diferenciar el día de la noche) va indicado mediante una aguja central con extremo rojo, mientras que el bisel giratorio bidireccional de forma estrellada, que facilita las manipulaciones, permite leer un tercer huso horario, igualmente en formato 24 horas. Todas estas funciones van comandadas con precisión y fiabilidad por un movimiento de cronógrafo automático con certificado de cronómetro del COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros). La excelencia a los mandos.

Zona Arqueológica de Cholula

Significado

 

Su nombre deriva de la palabra prehispánica Chollolan, que significa “lugar de huida”. También se ha llegado a interpretar como “Agua que cae en el lugar de huida”, lo cual hace referencia al arribo de grupos Toltecas en la región luego de su expulsión de Tula cerca del año 1000 d. n. e.  Asimismo, el sitio era reconocido como Tlachihualtépetl, es decir, “el cerro hecho a mano”.

 

La ciudad prehispánica de Cholula se encuentra a 7 km., de la actual Ciudad de Puebla de Zaragoza en el Estado del mismo nombre. Es una ciudad con una larga historia cultural que se remonta por lo menos al Preclásico Tardío, pero es hasta el Clásico que la ciudad toma importancia al formar parte de la red comercial de Teotihuacán hacia el sureste, región de dónde provenía la cerámica anaranjado delgado, de gran importancia comercial en esa época. Según algunos autores la población que en ese entonces habitaba Cholula y gran parte del territorio que dominaba era portadora de la cultura Ñuiñe, originaria del suroeste de Puebla y noreste de Oaxaca en lo que ahora se conoce como región Mixteca. Después del declive Teotihuacano es probable que Cholula haya sido repoblada por gente proveniente del Golfo, Olmecas-Xicalancas, pero sin llegar a tener la importancia que como ciudad tenía durante el Clásico. Posteriormente los Toltecas conquistaron el territorio y lo dominaron, con lo que la ciudad vivió un nuevo auge hasta la llegada de los Mexicas, que convirtieron a Cholula en su tributario y aliado en contra de los Tlaxcaltecas.

Exponentes - Encuentro. Inauguración 19 agosto

SPECIAL MOVIE

© 2014 Design by Creativo Plasma.